mayo 27, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Arturo Damm

No sé cuánto crecerá la economía en 2021, pero lo que sí sé es que, para que crezca lo más posible, una de las condiciones es la reapertura total (de todos y al cien por ciento) de la economía.

¿Por qué es importante el crecimiento de la economía?

Para responder correctamente hay que tener en cuenta, para empezar, que el crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios.

Para continuar hay que tener presente que el problema económico de fondo es la escasez, el hecho de que no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis, y que una de las condiciones que debe cumplirse para minimizarlo es que se produzca y ofrezca la mayor cantidad posible de satisfactores.

Para terminar no hay que olvidar que la creación de empleos y la generación de ingresos dependen de la producción de satisfactores, ya que para producir alguien tiene que trabajar (creación de empleos), y ya que a quienes trabajan se les paga por hacerlo (generación de ingresos).

Por todo lo anterior es importante el crecimiento de la economía, que en México se mide, o por el Producto Interno Bruto, PIB, que el INEGI reporta trimestralmente (el próximo viernes se publicará la estimación oportuna del PIB para el cuarto trimestre de 2020), o por el Indicador Global de la Actividad Económica, IGAE, que el INEGI publica mensualmente. Ya tenemos los resultados de noviembre.

En términos mensuales, comparando cada mes con el mes anterior, en noviembre el IGAE creció 0.9 por ciento, con lo cual sumó cinco meses consecutivos de crecimiento cada vez menor. En abril y mayo, los meses del cierre de la economía, el IGAE decreció 17.3 y 2.1 por ciento. En junio, con la reapertura de la economía, creció 8.7; en julio 5.8; en agosto 1.4; en septiembre 1.3; en octubre 1.2; en noviembre 0.9. La buena noticia: creció. La mala: menos. En diciembre, consecuencia del segundo cierre de la economía en la Ciudad de México y el Estado de México, que aportan el 25 por ciento de la producción nacional, probablemente decreció.

En términos anuales, comparando cada mes con el mismo mes del año anterior, en noviembre el IGAE decreció 3.5 por ciento, sumando seis meses de decrecimiento cada vez menor. En abril y mayo, los meses del cierre, decreció 19.7 y 21.4. En junio, con la reapertura en marcha, decreció 14.5; en julio 9.6; en agosto 8.2; en septiembre 6.6; en octubre 4.8; en noviembre 3.5. La mala noticia: sigue decreciendo. La buena: cada vez menos. En diciembre, consecuencia del segundo cierre de la economía, probablemente decreció más.

En estos momentos, propios de inicio de año, mucha gente se pregunta cuánto crecerá la economía en 2021. No lo sé, pero lo que sí sé es que, para que crezca lo más posible, una de las condiciones es la reapertura total (de todos y al cien por ciento) de la economía, lo cual me lleva a esta pregunta: ¿cuánto más durará el cierre en la Ciudad de México y el Estado de México?

• Problemas económicos de México