julio 18, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

ASÍ IMPACTA EL CONTEXTO ECONÓMICO EN LA COMPRA DE TU PRÓXIMA CASA

Ciudad de México, 2 de julio de 2020.

La inflación, la tasa de interés y el comportamiento del mercado inmobiliario ofrecen signos importantes para aquellos que están interesados en invertir en una vivienda.

El sector de bienes raíces enfocado en vivienda se ha posicionado como uno de los más afectados en el mundo durante el periodo de cuarentena.

Las ventas de casas y departamentos han caído por los efectos propios de una economía que se frena de golpe y las condiciones de aislamiento y confinamiento que distinguen a la emergencia epidemiológica (se complican los procesos de compra y se retrasan las transacciones de compra-venta).

“Más allá de este contexto evidente, hay razones para pensar que el entorno no es tan adverso como parece, pues se suma una serie de factores que también configuran un peso importante en la decisión de compra de una vivienda”, dice Javier Romero, CEO de Hausy.mx, plataforma de servicio integral en la asesoría de compra de vivienda.

El entorno económico siempre es una pieza fundamental para tomar la decisión de adquirir una propiedad y el mundo post-covid no será la excepción. Estos son los elementos inmediatos que el comprador puede considerar:

INFLACIÓN

Entendemos el factor inflación como el incremento de precios de bienes y servicios.

En el primer trimestre de este 2020, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) reportó un incremento en el precio de la vivienda de 7%: la vivienda nueva tuvo un aumento promedio de 7.7%, mientras que la usada vio un alza del 6.5% con respecto al mismo periodo anterior.

¿Qué se percibe en el futuro inmediato? La inflación seguirá afectando al sector, con un incremento constante impulsado por la depreciación de la moneda (muchos materiales de construcción se valúan en dólares), la crisis del sector y la reducción de la oferta.

¿Qué hacer? “Los expertos sugieren aprovechar estas semanas para identificar las propiedades, zonas y tipos de vivienda que te interesan”, dice Romero.

Lo mejor es mantener una disciplina de comparativa de precios, la búsqueda de la mejor hipoteca y seguir ahorrando para, posteriormente, activar el proceso de compra, pues se espera que, ante la baja de la demanda, propietarios y desarrolladores se vean en la necesidad de reducir precios para impulsar el mercado inmobiliario.

TASA DE INTERÉS DE BANXICO

La tasa de interés que fija Banxico es una referencia para las entidades financieras del país. Por decirlo de alguna forma: es el costo del dinero en el país.

En el caso de México, la tasa de referencia actual es de 5% (cuando comenzó el 2020 era de 7.25%).

Se espera que la tasa se mantenga a la baja mientras se perciba una economía con poco dinamismo e interesada en inyectar flujos de capital al sector privado. 

“Esto tiene dos impactos para los compradores: con tasas más bajas, se puede conseguir un préstamo más grande de los bancos para su salario; por otro lado, en los períodos de tasas bajas, el valor de las propiedades tiende a subir más rápido, hay mayor plusvalía, precisamente porque los compradores tienen acceso a mayores créditos”, de acuerdo con el CEO de Hausy.mx.

¿Qué se percibe en el futuro inmediato? Las tasas continuarán a la baja mientras se sigan resintiendo los efectos de la crisis económica. Es decir, será un par de años en los que se sostendrá la tendencia a la baja o se mantendrá la tasa, pero difícilmente veremos un incremento y tardará mucho en regresar a niveles por encima del 7%.

¿Qué hacer? Esto abre las posibilidades para aquellos que quieren concretar una inversión importante, como una vivienda. La recomendación es seguir la tendencia y apostar por los créditos a tasa variable, sobre todo si se considera que este crédito podría ser de 10 a 15 años.

MERCADO INMOBILIARIO

Ante los anuncios de una crisis económica sin precedentes, podemos anticipar algunos comportamientos del mercado inmobiliario en los próximos meses.

En primera instancia, la demanda disminuirá (ya se habla de 20% menos de búsquedas de vivienda, según Lamudi), mientras los precios del catálogo existente subirán por la inflación y la pérdida de valor de la moneda. Esto será temporal.

En Estados Unidos, la plataforma inmobiliaria Zillow destaca que el número de casas puestas a la venta ha disminuido una cuarta parte en comparación al año pasado, debido a incertidumbre que persiste sobre este tema: los propietarios e inmobiliarias desconocen cómo se va a comportar el mercado.

¿Cómo se percibe el futuro inmediato? El mercado no recuperará dinamismo en el corto plazo, afectado por la crisis económica y de empleo, lo cual llevará a una reducción sustancial de la demanda por vivienda nueva o usada.

¿Qué hacer? Si tu posición es estable y cuentas con los recursos para pensar en una inversión, lo mejor es esperar algunos meses e iniciar un proceso de compra cuando el mercado decida bajar los precios con la intención de darle movilidad a las unidades disponibles y al sector de la construcción.

Tania Hernández, tania@agenciaimpress.com