mayo 28, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Si en mi familia hay historia de diabetes tipo 2, ¿también yo la desarrollaré?

Ciudad de México, 15 de abril de 2024.

La diabetes tipo 2 conforma entre un 90% y un 95% de todos los casos de diabetes.1

Esta es una de las preguntas que más inquieta a la población, ya que las estadísticas sugieren que técnicamente en todas las familias hay al menos una persona con diabetes, lo que preocupa a quienes no la han presentado aún.

Con motivo del Día Internacional del ADN, que se conmemora cada 25 de abril desde el 2003 (para celebrar el descubrimiento de la estructura en doble hélice del ADN como uno de los hallazgos científicos de mayor impacto en la humanidad)2, educadoras en diabetes buscan arrojar luz en el aspecto genético de la diabetes.

El ADN es el encargado de determinar todos nuestros genes, desde el color de los ojos hasta el riesgo de padecer una enfermedad. Dentro de las secuencias de las moléculas del ADN se pueden presentar mutaciones como resultado de errores en la copia del ADN durante la división celular o mediante la exposición a radicaciones, sustancias químicas o infecciones virales.2

Algunas mutaciones pueden provocar enfermedades o trastornos genéticos, que están divididos en 3 tipos:3

Defectos monogenéticos: que afectan solo un gen.

Trastornos cromosómicos: cuando los cromosomas, o parte de ellos, faltan o cambian.

Trastornos multifactoriales: hay mutaciones en dos o más genes. En este tipo, también influye el estilo de vida y medio ambiente, por ejemplo, la diabetes.

A partir de este contexto, Arlette Ramírez, educadora en diabetes de Ultra-Fine™, describe que la diabetes tipo 2 no ocurre de forma repentina, “se requiere del paso de tiempo en combinación con una serie de factores para que se desarrolle. Influyen aspectos como el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo, alimentación inadecuada, tabaquismo, entre otros hábitos en un estilo de vida poco saludable, que son factores externos que juegan un rol muy importante en propiciar que se presente, con la buena noticia de que se pueden modificar para mejorar nuestra salud. Sin embargo, también hay cuestiones inherentes a nosotros que no se pueden modificar como avanzar en edad, nuestra etnia, y claro, el factor genético”.

Hay que considerar que los hábitos y el estilo de vida también se heredan, los cuáles pueden resultar difíciles de cambiar. Es decir, si los adultos en una familia no tienen una alimentación balanceada, son sedentarios, entre otras cosas, es lo que transmitirán como estilo de vida cotidiano en el entorno familiar a las generaciones sucesoras. “La educación en diabetes es fundamental para comenzar a transformar hábitos poco recomendables en prácticas más béneficas para nuestra salud, ya sea como prevención o como parte de un tratamiento integral y personalizado, lo que impulsará un autocuidado efectivo para quienes ya viven con esta condición”, menciona la experta.

Es importante destacar que no todos lo que sean portadores de una mutación tendrán diabetes. Sin embargo, muchas personas con diabetes tienen una o más de estas mutaciones. En general, las mutaciones en cualquier gen involucrado en el control de los niveles de glucosa pueden incrementar el riesgo de diabetes tipo 2. Esto incluye genes que controlan la producción de la glucosa, la producción y regulación de la insulina y cómo se detectan los niveles de glucosa en el cuerpo.4

Es así como Arlette Ramírez aclara: “El factor genético aumenta la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, sí, pero no es el punto más definitivo o determinante. Incrementa el riesgo al interrelacionarse con los factores ambientales entendidos como hábitos poco saludables”.

Algunas recomendaciones para prevenir la diabetes son: mantener un peso saludable, tener una alimentación balanceada, hacer ejercicio regularmente, controlar la presión arterial y el colesterol, dormir bien, dejar o evitar el tabaquismo y hacerse pruebas de glucosa mínimo una vez al año.

A todo esto se puede sumar, como parte de un tratamiento completo: monitoreos frecuentes de glucosa, uso de medicamentos orales y/o insulina según sea el caso y actualización constante en habilidades y conocimientos, por ejemplo, con la correcta técnica de inyección de insulina, que implica utilizar agujas ultra finas y cortas, seleccionar el sitio de aplicación, la preparación de la insulina, no reutilizar los dispositivos, entre otros lineamientos.

Ambos aspectos, siempre deben llevarse a cabo bajo supervisión médica y equipo de profesionales de la salud, evitando retrasar la consulta.

Para más información:

Tel: 8002363942 opción 2 / Facebook: BD Ultra-Fine

Referencias:

1¿Podría tener prediabetes? Información básica sobre la diabetes. Disponible en: https://doihaveprediabetes.org/es/preguntas-frecuentes/informacion-basica-sobre-la-diabetes

2Gobierno de México. Instituto de Salud para el Bienestar. Día Internacional del ADN | 25 de abril. Disponible en: https://www.gob.mx/insabi/articulos/dia-internacional-del-adn-25-de-abril

3Medline Plus. Enfermedades genéticas. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/geneticdisorders.html

4Healthline. ¿La diabetes tipo 2 es ocasionada por la genética? Disponible en: https://www.healthline.com/health/es/la-diabetes-es-hereditaria

– Lic. Nut. Arlette Ramírez. Cédula profesional: 5366902. Egresada de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco (2004). Educadora en Diabetespor la FMD – Universidad Anáhuac (2011) con 10 años de experiencia en el ramo farmacéutico y como educadora en diabetes.

– Redacción por Male Agis, Lic. en Comunicación, del Departamento de Comunicación de Nucleus, Agencia de Relaciones Públicas. Contacto de prensa: 5510783406 | male.agis@nucleus.com.mx

Male Agis, Nucleus, Comunicación, Vinculación y Relaciones Públicas, 5510783406,  Ofic. (55)41225298, male.agis@nucleus.com.mx Male, +52 1 55 1078 3406