abril 19, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

INDICAN QUE EL OUTSOURCING LOGÍSTICO ES UNA ALTERNATIVA IMPORTANTE Y ESTRATÉGICA EN EL MODELO DE NEGOCIOS DE LAS EMPRESAS

Beschreibung: Beschreibung: MC_Logo_Signatur

Ciudad de México, 9 de marzo de 2022.

Martín Layún, Socio Director de Miebach Consulting Argentina

Así lo indicó Martín Layún, Socio Director de Miebach Consulting Argentina en el marco de su webinar titulado:“Outsourcing, una opción al modelo de negocios“, parte de Miebach Knowledge Series, iniciativa de Miebach Consulting que incluye la organización de encuentros virtuales gratuitos centrados en problemáticas y soluciones en torno a la cadena de suministro y la logística.

Pronósticos de Reportbuyer indican que el tamaño del mercado global de 3PL’s (proveedores de servicios logísticos) alcance los 1,2 trillones de dólares para el año 2025, con un crecimiento promedio anual de 7.5%

Algunos catalizadores que deben definirse para decidir si debe tercerizarse o no una operación logística, son: 1.- Variabilidad de costos; 2.- Variabilidad del negocio; 3.- Crecimiento; 4.- Escala; 5.- Especialización; 6.- Sinergia.

Los distintos modelos de outsourcing que existen en la actualidad implican diferentes niveles de externalización de los servicios logísticos. En el X-PL la PL significa Party Logistics (Proveedor de Logística) y la X que representa al número (1PL, 2PL, 3PL, 4PL o 4PL) indica el grado de tercerización que se tiene. El grado de tercerización está asociado al contexto país, al desarrollo de las compañías y al ADN que tiene cada empresa en cuanto a tercerizar“, estableció Martín Layún.

“Históricamente lo primero que se piensa en tercerización de una operación es en transporte y almacenaje, las dos grandes operaciones que se han tercerizado; sin embargo, la pandemia de COVID-19 nos ha mostrado que es totalmente viable el tercerizar aspectos estratégicos del core business de la supply chain (planificación, forecasting, customer service), que es lo que actualmente se conoce como el 4PL“, comentó Martín Layún.

Frente a pronósticos de Reportbuyer que indican que el tamaño del mercado global de 3PLs (proveedores de servicios logísticos) alcanzará los 1,2 trillones de dólares para el año 2025, con un crecimiento promedio anual de 7.5%, establecen que el outsourcing logístico es una alternativa importante y estratégica en el modelo de negocios de las empresas, así lo dio a conocer Martín Layún, Socio Director de Miebach Consulting Argentina en el marco del webinar titulado Outsourcing, una opción al modelo de negocios, parte del Miebach Knowledge Series, iniciativa de Miebach Consulting que incluye la organización de encuentros virtuales gratuitos centrados en problemáticas y soluciones en torno a la cadena de suministro y la logística.

Durante el webinar, el especialista de Miebach Consulting abordó los puntos ¿Por qué tercerizar? ¿Cuáles son los modelos que se pueden tener de outsourcing? ¿Cuál es el rol del operador logístico? y ¿Por dónde empezar un proceso de tercerización?

¿Por qué tercerizar?

Al respecto, Martín Layún indicó que cuando un cliente expone su interés a tercerizar, primeramente se deben establecer distintos catalizadores: 1. Variabilidad de costos; 2. Variabilidad del negocio; 3. Crecimiento; 4. Escala; 5. Especialización; 6. Sinergia.

El orden y la importancia de estos catalizadores depende de la cultura de cada empresa y de la estrategia de negocio. Si los quisiéramos agrupar, sería en dos grupos:

1.- Variabilidad de costos; Variabilidad del negocio; Crecimiento; y Escala.

2.- Especialización y Sinergia que puede dar un operador logístico.

Entonces, lo importante es entender cuáles son los catalizadores que llevan a las empresas a pensar en tercerizar, pero siempre entendiendo que cuando se va a tercerizar una operación (con otra empresa que es especialista en lo que vamos a tercerizar), esa empresa tiene que ser un socio nuestro, debemos mirarlo como un socio estratégico dentro de la compañía porque va a ser parte del eslabón de nuestra cadena de suministros y no va a ser un proveedor temporal, sino un socio a mediano y largo plazos.

Para poder entender las distintas posturas que tienen las empresas sobre el outsourcing, en Miebach Consulting anualmente hacemos encuestas globales que después regionalizamos en función de las distintas regiones, comentó Layún. “En nuestra encuesta del año pasado se puede ver que la percepción de valor del proceso de tercerización radica en la posibilidad de variabilizar y optimizar costos e inversiones, por encima de variables tales como la escala o el nivel de servicio“, comentó.

¿Qué se puede tercerizar?

En este tenor, el Socio Director de Miebach Consulting Argentina señaló que históricamente lo primero que se piensa al tercerizar una operación es el transporte y el almacenaje, las dos grandes operaciones que se han tercerizado durante décadas; sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha mostrado que es totalmente viable tercerizar también aspectos estratégicos; es decir, pasar de la tercerización física de un pallet o una caja (que me la guarda un operador logístico y después me la distribuye), a la tercerización de aspectos estratégicos del core business de la supply chain (planificación, forecasting, customer service), que es lo que actualmente se conoce como el 4PL, es decir, una compañía que da servicios que son estratégicos, pero que no son movimiento físicos, sino movimientos donde existe una relación entre quien nos da el servicio y el cliente de nuestro cliente.

Modelos de Outsourcing

“Los distintos modelos de outsourcing que existen en la actualidad implican diferentes niveles de externalización de los servicios logísticos. En el X-PL la PL significa Party Logistics (Proveedor de Logística) y la X representa al número (1PL, 2PL, 3PL, 4PL o 4PL), el grado de tercerización que se tiene. El grado de tercerización está asociado al contexto país, al desarrollo de las compañías y al ADN que tiene cada empresa en cuanto a tercerizar“, añadió Martín Layún.

Más adelante, el especialista de Miebach Consulting Argentina explicó que si comenzamos a mirar desde 1PL se trata de una compañía que hace todo por sí sola, que está a cargo de toda su supply chain, o de un proveedor que únicamente brinda servicio de transporte. Es lo más básico de tercerizar.

Cuando pasamos al 2PL hablamos de un proveedor que ofrece servicio únicamente de almacenaje y transporte; es decir, se le confía un eslabón más de la operación logística a un tercero.

Posteriormente está el 3PL, que es el proveedor más conocido. Aparte de almacenaje y transporte ofrece servicios de logística inversa, preparación de pedidos, control de inventarios, y hasta ahí es lo que se conoce tradicionalmente como tercerización.

En los últimos cuatro o cinco años empezó a surgir, y se potenció en la pandemia, lo que se llama el LLP o 4PL, empresas que dan servicios de alguna consultoría específica (como un software de planificacción, manejo de inventarios, forecasting), actividades fuera de las físicas que son guardar, preparar y despachar cajas.

El 5PL es cuando el mismo dador de servicios logísticos (3PL) hace también los servicios de consultoría. Es una relación integral, estratégica, donde el dador de carga (cliente), le entrega a su proveedor (a su socio estratégico), todo lo que es el almacenaje, el transporte, la distribución y servicios estratégicos asociados a una consultoría de planificacción, manejo de inventarios, forecasting, customer service, etc.

“El grado de penetración que tiene la tercerización está asociado al grado de previsibilidad que tienen los negocios en los distintos países. Cuando uno mira Europa o Estados Unidos hablar de 4PL y 5PL es muy común, mientras que en Argentina, México o demás países Latinoamericanos (con un desarrollo quizás menor de lo que es la operación logística desde el punto de vista cultural de las compañías de dejar a un tercero su operación), estamos en un nivel de 3PL, es decir, se terceriza el almacenaje, el transporte y las operaciones de preparación de pedidos“, agregó el directivo de Miebach Consulting Argentina.

El rol del operador logístico y el modelo Vested

“El rol del operador logístico es muy importante. Debe ser un partner estratégico, no se le debe mirar como un proveedor. En este sentido, el Modelo de tercerización Vested es un partnership colaborativo“, explicó Martín Layún.

Se debe generar un círculo virtuoso dentro del cual se establece una relación colaborativa con el partner. Dentro de estas primeras variables que hay que tener en cuenta está la confianza, la innovación, la comunicación, trabajo en equipo, con foco en objetivos comunes.

El Modelo Vested es un modelo híbrido y colaborativo entre la empresa y prestador de servicios logísticos. Es un modelo de negocios que utiliza valores y objetivos compartidos. Es una relación de beneficios mutuos, donde las partes están igualmente comprometidas en el éxito del contrato. Las relaciones deben ser entre compañías y no entre personas.

Cinco reglas del Modelo Vested que habilitan una relación ganar-ganar

1.- Modelo basado en resultados vs. Modelo tradicional basado en transacciones.

2.- Énfasis en el “qué“, no en el “cómo“. Las compañías deben centrarse en sus metas.

3.- Resultados claramente definidos y cuantificables. Medir resultados y ratificar el cumplimiento de las metas.

4.- Fijación de precios con incentivos. Procurar agrandar el pastel en lugar de buscar la mayor porción.

5.- Supervisión conjunta vs. percepción y “vigilancia“.

¿Cuáles son los 4 pasos principales para tercerizar la operación logística?

“Lo primero que debemos hacer es entender nuestro ADN. Entender dónde están esos catalizadores que nos dicen “necesito tercerizar“ o “es una buena opción tercerizar“ y en qué grado de tercerización vamos a poner a la empresa; vamos a terceriza también la parte “soft“ de forecasting, de indicadores, o elegiremos un grado de tercerización integral“, señaló el socio de Miebach Consulting Argentina.

Es bueno entender el ADN de la compañía para que cuando se busque un socio estratégico esté alineado con la cultura de nuestra compañía.

En segundo término es muy importante desarrollar un pliego de licitación que sea entendible, con detalles de los procesos operativos y cuantificación de los requerimientos que se necesitan.

El tercer punto, en la licitación, poder realizar una gestión integral de la licitación; análisis, comparación y evaluación de ofertas (cualitativo); elaboración de contrato; modelo pricing; indicadores y calidad.

Y, por último, y muy importante, es el cambio cultural de la compañía que quizás en este momento haga toda su operación inhouse y va a tercerizar parte de su operación, donde es importante comunicar los por qué del cambio; es importante tener bien claro cómo se van a dar esos pasos en cuanto a la transición de la gente, si el operador logístico va a absorver parte de mi gente, etc.

Factores fundamentales para seleccionar un partner

Lo fundamental entre una compañía y su socio estratégico es ver si “engranan“:

Si hay compatibilidad de culturas empresariales (química).

Entender en esa química con quién vamos a aliarnos y reconocer si queremos ser cabeza de ratón o cola de león.

Visión estratégica de crecimiento (tecnología, servicios).

Acuerdo Marco Sustentable (pricing, KPI, contrato).

Como conclusión, Martín Layún puntualizó que el outsourcing es una opción al modelo de negocios, teniendo en cuenta:

El tema cultural (las compañías deben estar culturalmente alineadas). Deben ser compañías que tengan una visión estratégica alineada en cuanto a tecnología, innovación, procesos sustentables, cuidado del capital humano.

El core business, tener en claro a qué se dedica la compañía, y darle al operador logístico los procesos que no son parte del core business, porque él los hará mejor al ser especialista en ellos.

Visión estratégica del crecimiento hacia lo que hoy viene como tecnología. No quedarse en la operación logística donde hay gente que mueve cajas y las almacena. Hoy hay muchas operaciones tecnológicamente asistidas que permiten dar un salto de calidad y esa es la visión que debe tenerse porque es la visión de futuro en los nuevos procesos y en la demanda de los clientes. También significa tener visión online e información en tiempo real.

Por último, sin duda, la relación colaborativa. No es tener un proveedor más, es contar con un partner estratégico y el último eslabón de la cadena. Es la cara visible con el cliente y debe vérsele de esa manera.

“Si entendemos que estos cuatro eslabones se pueden unir estamos en condiciones de encarar un proceso de tercerización. Si lo hacemos sin tener estos aspectos claros vamos a ir en busca de un proveedor logístico (que no es lo que debemos buscar), tenemos que buscar un socio estratégico con el cual si le va bien a él, a nosotros también nos va bien. Es una sociedad que tiene como objetivo el ganar-ganar. El que cada uno por hacer su trabajo tenga una recompensa que sea sustentable. Esto es lo que nosotros entendemos por outsourcing”, concluyó Layún.

Sobre Miebach Consulting

Establecida en Alemania en 1973, Miebach Consulting es una compañía que presta servicios para toda la cadena de suministro, de extremo a extremo, y que ha desarrollado con éxito más de 10.000 proyectos y soluciones de cadena de suministro.

La red global de la compañía y la experiencia multisectorial proporcionan una fuerza y ​​profundidad de conocimiento sin igual para formular soluciones innovadoras a los retos de la cadena de suministro del cliente. Miebach emplea una red mundial de expertos con conocimiento local, tanto sectorial como funcional, para apoyar proyectos. La compañía cuenta con 380 empleados en sus 24 oficinas distribuidas por América, Asia y Europa.

Contacto: Relaciones Públicas México, Ciro Ávila, +52 55 45 68  9738  avila@miebach.com