junio 18, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

El punto sobre la i

Arturo Damm

La izquierda no autoritaria no existe.

José Torra

Si por izquierda entendemos desde socialistas hasta comunistas Torra tiene razón: todos son autoritarios, sobre todo si por autoritario entendemos aquel que ejerce su autoridad de manera arbitraria, violando los derechos de los demás. Y eso, violar los derechos de los demás, es lo que hacen desde socialistas hasta comunistas (sin olvidar a los mercantilistas), violación sin la cual no pueden ser lo que son: izquierda.

El socialista cree que las necesidades insatisfechas de alguien le dan derecho, a ese alguien, a parte del producto del trabajo de los demás, y que el gobierno tiene la obligación de hacer valer ese derecho redistribuyendo el ingreso, que es el producto del trabajo de cada quien, cuya redistribución viola el derecho de propiedad sobre el mismo. Dado que la propiedad privada del ingreso es la condición de posibilidad del ejercicio de la libertad individual para demandar, comprar y consumir, los socialistas también están en contra de esta libertad y a favor de limitar el consumo al ingreso disponible, el que queda una vez pagados los impuestos.

¿Tenemos los seres humanos el derecho al producto íntegro de nuestro trabajo? Si la respuesta es sí, entonces hay que buscar la justificación correcta para el cobro de impuestos, por el que el gobierno obliga a los ciudadanos a entregarle parte del producto de su trabajo. No tengo espacio para responder a la pregunta por la justificación correcta del cobro de impuestos, pero sí para afirmar que la redistribución del ingreso no es una de ellas. El cobro de impuestos con fines redistributivos es una conducta autoritaria del gobierno.

El comunista cree que los medios de producción deben estar en las manos exclusivas del Estado, que deben ser monopolios del gobierno, por lo cual está en contra de su propiedad privada. Dado que la propiedad privada de los medios de producción es la condición de posibilidad del ejercicio de la libertad individual para producir, ofrecer y vender, los comunistas también están en contra de esta libertad y a favor de la planeación, conducción, coordinación y orientación gubernamental de la economía.

Los socialistas, que favorecen la redistribución del ingreso, están en contra de la propiedad privada sobre los ingresos. Los comunistas, que están en contra de la propiedad privada sobre los medios de producción, y por ello en contra de la libertad individual para producir, ofrecer y vender, favorecen la planeación, conducción, coordinación y orientación gubernamental de la economía. En ambos casos se trata de posturas autoritarias, que no son exclusivas de socialistas y comunistas.

La gran mayoría de los políticos, incluidos quienes no se identifican con la izquierda, creen tener el derecho de disponer, en mayor o menor medida, de una u otra manera, de la libertad y la propiedad de los ciudadanos como crean más conveniente, eso sí, siempre en beneficio de esos mismos ciudadanos, quienes, sin la tutela de los políticos, se perderían sin remedio, lo cual parte del supuesto de que eso políticos son, por obra y gracias de un don especial, pastores, y el resto de los ciudadanos, consecuencia de su naturaleza caída, borregos que necesitan ser pastoreados.

Salvo los gobiernos verdaderamente liberales, todos los demás son, en algún grado, autoritarios, contrarios a la libertad individual y a la propiedad privada. Tengamos en cuenta que hoy gobernar es sinónimo de redistribuir el ingreso, independientemente del tipo de gobierno del que se trate, izquierda, centro o derecha.

Por eso, pongamos el punto sobre la i.