mayo 26, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Más que humano

Ciudad de México, 29 de marzo de 2021.

Por Oscar Manuel Rodríguez Ochoa

Una mirada al espacio

Las nuevas realidades que percibimos segundo a segundo forman parte de las transformaciones planetarias de las que todos somos partícipes.

Los cambios que experimentamos van más allá de lo que pudiéramos imaginar.

Como planeta somos un sector elemental en el desarrollo evolutivo de nuestra galaxia y todo lo que en ella se procesa se interconecta hacia los saltos cuánticos de sus estructuras internas.

Es el caso de la recepción que desarrolla hacia lo proveniente de esferas cuánticas que se entrelazan y emanan energías en dirección a la renovación de los componentes orgánicos e inorgánicos de nuestro planeta.

Las nuevas generaciones que se sitúan en el presente y forman parte integral como especie humana son una manifestación clara de la etapa transitoria en la que vivimos.

Dicho lo cual, las nuevas almas que están encarnando traen una misión esencial en las transformaciones encaminadas a la emancipación planetaria, purificación y reordenamiento como raza evolutiva.

Dentro de lo destacado que podemos considerar mencionaremos en este espacio a un hermano localizado en Colombia que a sus escasos doce años ha demostrado facultades en un nivel que traspasa los rangos estimados en nuestra civilización humana.

Su nombre es Jesuis Joshua, quien nos comparte un segmento de lo mucho que es y experimenta en sus elevados alcances perceptivos.

A pregunta expresa ¿Cuándo se dieron cuenta tus padres de tus capacidades? responde que se dieron cuenta de sus capacidades extraordinarias desde sus primeros días de vida. Asimismo, comparte que casi en su totalidad desarrolla facultades psíquicas, clarividencia, telepatía y sanación, entre otras.

Su padre Samuel Alexander, expresa que, en la actualidad, Joshua tiene integrado el conocimiento en su ADN, y queda de manifiesto a través de exámenes académicos en los que logró ingresar a estudios universitarios, algo que traspasa el contexto promedio en nuestra 3D, sobre todo siendo adolescente.

Su nombre espiritual es Prahlada Maharaja y nos revela que en sueños, meditación y trances ha tenido experiencias de contacto con seres de luz, seres de obscuridad, rayos de luz naves, bosques encantados, duendes, hadas y de más.

Jesuis Joshua nos comparte que el conocimiento que tiene integrado es producto de la sabiduría y estudios de vidas pasadas, aunado en importante medida a lo que se considera «memoria fotográfica» teniendo la capacidad de recordar en buena parte sus vidas pasadas.

Revela que su amor por los animales es tan grande como el amor al supremo ya que «en todos y cada uno de ellos habita el supremo».

En sus propias palabras comenta que todos provenimos del señor supremo. 

Mientras que en lo que referente a su vida social, por su nivel de conciencia le gusta vivir apartado, pero cuando se reúne con sus amigos y compañeros todos lo estiman.

Sus metas como persona están enfocadas a la liberación del cautiverio material, ya que para él somos almas, seres espirituales y no seres materiales. 

Su misión es ser ejemplar en el servicio devocional al señor supremo como devoto puro de él. 

Para Joshua las mejores experiencias son haber conocido a Dritta Vratha el devoto más antiguo de la conciencia de Krishna y a Maharaja Vishnu el devoto de mayor edad de la conciencia de Krishna indú. 

En comentarios finales dice que todas las soluciones a los problemas están en el «Bhagavad- gita, tal como es, traducido por Su Divina A.C. Gracia Bhaktivedanta Swami Prabhupada», libro que recomienda ampliamente para la humanidad. 

En su percepción hacia lo que es la pandemia que padecen los habitantes del planeta, lo considera «un karma reflejado por las acciones de los seres materiales».

En el presente Jesuis Joshua lleva una vida orientada a su desarrollo académico y sobre todo espiritual. Se le reconoce como un ser que denota ejemplo expreso de la labor de luz y amor comprendida a las almas de fundamental presencia dentro de nuestra expansión como raza manifiesta de elevación multicuántica y multidimensional.

Oscar Manuel Rodríguez Ochoa, luy6618@hotmail.com