junio 13, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Bajo Presión

Ciudad de México, 22 de febrero de 2021.

Lorenzo Martínez Vargas

Madurar es perder algunas ilusiones para empezar a tener otras: Virginia Woolf

Escasez de Gas

Hay señales muy significativas (cambio climático, pobreza y escasez de alimentos) que muestra nuestro planeta y que advierten un cambio radical en nuestras sociedades y el advenimiento de la tercera revolución industrial, afirmó el sociólogo Jeremy Rifkin

Por lo pronto, México no sólo enfrenta una batalla para recuperarnos de la caída económica de 8%, a consecuencia de la pandemia, sino que ahora nos enfrentamos a otra derivada de apagones y falta de electricidad por la escasez del gas natural.

De no resolverse pronto la falta de gas natural, la industria, que ya es afectada por este fenómeno, principalmente el sector automotriz, nuestra situación se agravará y podría afectar aún más el Producto Interno Bruto (PIB).

La consecuencia inmediata de los apagones la vemos reflejada en el sector automotriz, que ha disminuido su producción para poder reducir el consumo de gas natural, necesario para que funcionen las 83 centrales eléctricas de ciclo combinado.

De las 24 plantas de la industria automotriz que tiene nuestro país, 13 tuvieron que reducir o parar su producción debido al desabasto de gas natural y desde el 16 de febrero y hasta la fecha los consumidores de gas han reducido su consumo entre 20 y 30%.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las marcas de vehículos concentraron 82.5 por ciento de la producción nacional y 80.8 por ciento de las exportaciones y ahora se espera una caía muy pronunciada.

Gas Natural

El principal consumidor de gas natural es la Compañía Federal de Electricidad (CFE) que tiene operando 83 plantas de energía eléctrica de ciclo combinado, con poco más de 15 mil kilómetros de ductos que las alimentan de gas natural.

Desabasto

La CFE, tiene 188 centrales generadoras de electricidad con una capacidad instalada de 54 mil 696 megavatios de las cuales 83 son de ciclo combinado; es decir, que utilizan hidrocarburos (petróleo, gas y diésel) y una nucleoeléctrica.

México importa 81 por ciento del gas natural que consume, gracias a los bajos niveles de producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el problema es que su proveedor, Texas sufrió una helada histórica a consecuencia del cambio climático y hubo desabasto.

 Fu entonces cuando el miércoles pasado el gobernador de Texas, Greg Abott, ordenó la cancelación de las exportaciones del combustible, mientras dure la emergencia climática en su Estado por la ola de frío.

Esta situación, llevó a México a importar gas natural licuado en condiciones de emergencia y a precios elevados, pero no en cantidades suficientes, lo que ha provocado los apagones en la mayor parte de nuestro país.

Las soluciones.

El gobernador texano Greg Abott, señaló que la situación respecto a la venta de gas natural a México será luego del 21 de febrero y si es así, la situación en nuestro país, se normalizará, aunque de forma paulatina, pero detendría la caída económica.

Por lo pronto, un barco tanque que transporta gas natural licuado de Estados Unidos atracó este viernes en la terminal de Manzanillo, Colima, donde mostraron documentos de Refinity Eikon, como parte de compras de emergencia.

También la oferta del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de proveer gas natural a México de la petrolera estatal venezolana PDVSA, lo cual estimo que es poco probable que ocurra por las sanciones interpuestas a esa nación por EEUU.

Tus comentarios: lorestemv@gmail.com