mayo 27, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

CEDAT: Es posible incrementar el Coeficiente Intelectual hasta en 19.5%

Ciudad de México, 22 de enero de 2021.

Es una investigación, que se dio a conocer en una revista científica realizada por el Dr. Andrew Almazán Anaya, cuya muestra fueron 1,600 niños genio mexicanos que cursan el Programa de Potenciación Intelectual en el Centro de Atención al Talento.

Incluyó dos años de trabajo y 2,083 horas anuales.

En este periodo a este grupo de menores se le impartió una educación diferenciada con asignaturas como física y matemáticas avanzadas, medicina, finanzas, historia, artes, entre otras.

La investigación demuestra la importancia de diagnosticar y aplicar la educación diferenciada a esta minoría: serán los futuros líderes, científicos o empresarios de México.

El CEDAT dispone del Programa de Potenciación Intelectual, reconocido internacionalmente, en sus tres sucursales: Ciudad de México, Guadalajara y Ciudad Satélite.

73d76d50-6f8a-42de-83da-a996622cef1a.jpg

El Dr. Andrew Almazán Anaya, egresado de Harvard University y director de Investigación y Psicología del Centro de Atención al Talento, realizó una investigación en la cual demostró que es posible incrementar el Coeficiente Intelectual hasta en 19.5%. Esto mostró también los efectos positivos de distintos ambientes educativos enriquecidos para los niños que tiene un impacto a largo plazo (incluso en la probabilidad de ingreso a la universidad y éxito académico)

Esta investigación fue publicada hace unos días en un artículo científico de una revista arbitrada con el título Efectos de la educación diferenciada en la inteligencia y el desempeño académico en estudiantado sobredotado en México “El estudio consistió en un análisis comparativo en un plazo de dos años del desempeño cognitivo y académico de estudiantes que recibieron programas con diferentes horas de atención diferencia. Se trata de un grupo de 400 niños con inteligencia superior a quienes se les aplicó una educación diferenciada mediante el Programa de Potenciación Intelectual (PPI) que se imparte en las tres sucursales del CEDAT, el cual está conformado por asignaturas como matemáticas y física avanzada, medicina, robótica, química, historia, finanzas, talleres de emprendimiento y el aprendizaje de varios idiomas. Los resultados fueron contundentes porque estos niños incrementaron su inteligencia casi en 20%”, sostuvo el también investigador de la Universidad de Oxford.

96375842_2927510340635598_3478366306472820736_o.jpg

Según datos del CEDAT, aproximadamente el 95% de los alumnos sobredotados de México no son identificados, principalmente por una falta de diagnóstico y educación adecuada a sus capacidades, escenario que se replica con frecuencia en la mayoría de los países de América Latina: “Por esta razón es de capital importancia los resultados de la investigación, porque resalta que los menores con capacidades especiales, cuando son diagnosticados de forma temprana y atendidos de forma diferenciada, pueden incrementar sus capacidades de forma notable; este hecho eventualmente beneficiará al país porque estos menores serán los futuros científicos, o directores de empresas”, subrayó el Dr. Andrew Almazán Anaya.

En cuanto a la investigación, el joven sobredotado explicó que contiene los resultados de una muestra de 1,600 estudiantes sobredotados, en la cual se evaluaron los efectos del PPI (fueron 2,083 horas anuales efectivas) en el Coeficiente Intelectual y las puntuaciones académicas en la prueba Scholastic Assessment Test (SAT) en un periodo de dos años.

94640045_2886105068109459_7466315617734230016_o.jpg

“Para comparar el proyecto también contamos con una población de control de 400 estudiantes sobredotados que tuvieron enfoque escolar tradicional. Se encontraron diferencias estadísticamente significativas (P<0.05) en el CI y las puntuaciones SAT entre el efecto de la educación diferenciada y educación tradicional, así como una correlación significativa entre el número de horas en programas diferenciados con ambos indicadores (CI y SAT)”, dijo el especialista mexicano.

Asimismo, se identificó un incremento medio del CI en 19,5% al recibir la educación diferenciada, mientras que en el grupo de control disminuyó 10,7% en el mismo periodo. “Las puntuaciones académicas del SAT aumentaron 19,7% en el grupo especializado mientras que el control subió solo 2,9%. Este estudio mostró el efecto significativo de un sistema educativo especial de sobredotados en México, y sugiere la efectividad del PPI como solución al problema de su atención”, concluyó el Dr. Andrew Almazán Anaya.

Cabe señalar que lo anterior se plasma en la instauración del Programa de Potenciación Intelectual que opera en las tres sedes del CEDAT en Ciudad México, Guadalajara y Satélite y que ha sido reconocido por instancias nacionales e internacionales como World Council for Gifted and Talented. Actualmente este programa es impartido en su formato de Educación a Distancia por las necesidades sanitarias que imperan en México y está destinado a menores sobredotados y que tengan 130 puntos de CI.

Haz clic aquí para bajar el artículo científico completo.

Mayores informes en: www.cedat.com.mx

ACERCA DEL CEDAT

El Centro de Atención al Talento (CEDAT), surge para servir a una parte de la población, hoy relegada: los niños con mayor capacidad intelectual, que en incontables ocasiones sufren una discriminación educativa y social. Muchas veces estos niños talentosos son mal diagnosticados y al confundirlos se les llega a considerar como niños con Síndrome de Déficit de Atención (TDAH) o malos estudiantes, que son segregados y corren el riesgo de llegar a tener una baja autoestima en el área académica, tan sólo por ser diferentes a la media.

CEDAT parte de la convicción de que un niño con sobrecapacidad tiene el derecho a ser un estudiante de excelencia académica y lo único que requiere es la ayuda y orientación de especialistas. Sólo en el área educativa cuando hay problema, se culpa a la víctima. Esto es inaceptable, en especial con los niños sobrecapacitados. No ocurre algo semejante en otros ámbitos: no se culpa al cliente que compró una casa si ésta se cae, sino al arquitecto o ingeniero que la construyó, ni al paciente si el cirujano se equivocó. Pero en la educación casi siempre se culpa al alumno.

Estadísticamente se calcula que el 3% de la población infantil tiene sobrecapacidad, lo que equivaldría a cerca de un millón de niños en México. Pero, ¿dónde están? Seguramente extraviados en el camino educativo y se seguirán perdiendo, si no son identificados y atendidos. Por ello es importante detectarlos a tiempo.

En el CEDAT, se conjuntan experiencias reales, documentadas, comprobables, sobre el trato con niños sobredotados y los profesionistas de diferentes áreas, dispuestos a brindar una óptima y oportuna atención, ya que las investigaciones han demostrado que en la preparación de niños con sobrecapacidad “Entre más temprano se actúe, mejores resultados se podrán tener”.

Mayores informes: www.cedat.com.mx

Contacto de Prensa: Ángel Tizoc Aguilar, 55 2270-6584, prensa@masquerp.com