febrero 25, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

El punto sobre la i

Arturo Damm

La gente subestima la facilidad con la que los gobiernos pueden destruir una economía y lo difícil que es reiniciar esas economías.

A. I. Pozuelo Arce

¿De qué manara destruye el gobierno la economía? Para responder debemos tener claro en qué consiste el problema económico y cómo se minimiza.

El problema económico consiste en la escasez, en el hecho de que no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis. Para minimizarlo deben cumplirse ciertas condiciones por el lado de la oferta, de la demanda y del dinero.

Por el lado de la oferta se necesita que se produzca lo más posible y que lo producido se ofrezca al menor precio posible.

Para que se produzca lo más posible se necesita que directamente se invierta lo más posible , para lo cual se requiere que los empresarios tengan confianza, para lo cual es indispensable que el gobierno reconozca plenamente, defina puntalmente y garantice jurídicamente sus derechos a la libertad individual para producir, ofrecer y vender, y a la propiedad privada sobre los medios de producción necesarios para poder producir, ofrecer y vender bienes y servicios.

Para que lo producido se ofrezca al menor precio posible es necesaria la mayor competencia posible, para lo cual se requiere que todo aquel, nacional o extranjero, que quiera participar, o en algún sector de la actividad económica produciendo satisfactores, con capital nacional o extranjero, o en algún mercado de la economía ofreciendo bienes, nacionales o importados, pueda hacerlo.

Por el lado de la demanda se requiere que el consumidor genere el mayor ingreso posible, para lo cual se requiere que la demanda de trabajo de parte de los empleadores sea mayor que su oferta de parte de los trabajadores, para lo cual es necesario que directamente se invierta lo más posible, para lo cual es indispensable que los empresarios tengan la confianza para hacerlo, que no se sientan, en ningún sentido, amenazados por el gobierno.

Por el lado del dinero se requiere que el mismo aumente su poder adquisitivo, que al paso del tiempo, con la misma cantidad, pueda comprarse una mayor cantidad de los mismos bienes y servicios.

En la medida en que el gobierno limita o impide el funcionamiento de estas condiciones daña o destruye la economía: si limita la libertad individual de los empresarios y la propiedad privada sobre los medios de producción, lo que afecta a las inversiones directas y a la competencia; si limita o prohíbe la participación de agentes económicos extranjeros, lo cual, nuevamente, afecta a las inversiones directas y a la competencia; si, por limitar la libertad individual de los empresarios y/o limitar o prohibir la participación de empresarios extranjeros, impide que la demanda de trabajo crezca más que su oferta, lo cual presiona los salarios a la baja; si, con el fin de financiar parte del gasto gubernamental, recurre a la producción de dinero, lo cual, por la vía de un mayor gasto gubernamental, aumenta la demanda agregada, lo cual, si la oferta agregada no aumenta al mismo ritmo, genera inflación, pérdida en el poder adquisitivo del dinero.

Todo gobierno, de una u otra manera, en mayor o menor medida, hace algo o mucho de lo señalado en el párrafo anterior, creando las condiciones para el mal funcionamiento de la economía.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.