julio 18, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

¿Inminente colapso financiero?

Manuel Suárez Mier

Algunas reflexiones sobre la inminente ruptura de las burbujas financieras nutridas por políticas fiscal y monetaria completamente irresponsables.

La semana pasada revisamos la “nueva ortodoxia” fiscal: gastar y endeudarse. Uno de mis dilectos lectores me hizo notar que la implicación de tales acciones es que las políticas expansivas de ahora se realizan mediante un mayor crédito del banco central para más gasto público o la compra de títulos de deuda.

Este ha sido el caso de los bancos centrales de EU, la Unión Europea y Japón, que han adquirido instrumentos de deuda, públicos y privados, de todo tipo, lo que ha generado gigantescas burbujas en los mercados financieros, sin nunca dirigirse a mayor consumo o inversión, tan necesarios en las economías en crisis.

Muchos expertos creen que el mercado accionario en EU está en un frenesí especulativo alimentado por el financiamiento que inyecta el Fed para comprar activos, mientras que la economía se desploma a profundidades insondables a resultas de la pandemia.

Se trata de una burbuja sin ningún precedente histórico, pues las del pasado solían sólo extrapolar hacia el futuro la buena situación prevaleciente, bajo la premisa que las circunstancias favorables seguirían indefinidamente, como ocurrió en 2007 hasta que súbitamente explotó la burbuja inmobiliaria.

Cuando la economía se contrae al ritmo de alrededor de 5% anual y la relación de precios a utilidades (P/E, por sus siglas en inglés) se ubica en el rango del 15% más alto de su promedio histórico, ello significa que la mayoría de las acciones están sobrevaluadas.

Si este es el caso y estamos ya cerca de la cima, ¿cuándo vendrá la ruptura de la burbuja? Es difícil predecirlo, pero antes del fin del ciclo especulativo suele haber siempre un comportamiento frenético de los participantes en el mercado que está por sufrir una implosión.

Tal conducta quedó de manifiesto en la recuperación que siguió al piso que tocó el mercado cuando recién pegó la pandemia y la economía se desplomó, antes que el Fed inundara de liquidez a los mercados y empezaran a proliferar nuevos vehículos para hacer inversiones altamente riesgosas, como las SPACs.[1]

Clara señal de la naturaleza especulativa de los mercados son los precios irracionales de las empresas de alta tecnología. Cinco de ellas tienen hoy un valor superior a 9 billones de dólares (trillion en EU), mayor que los mercados bursátiles de la UE, el Reino Unido y Suiza sumados.

La lectura del texto clásico de Charles Kindleberger[2], actualizado por Bob Aliber ya en tres ocasiones, muestra claramente cómo todas las burbujas especulativas, aunque provengan de un origen distinto como ésta, suelen tener un comportamiento similar, sobre todo cerca de su conclusión, pero invariablemente quienes las vivieron fueron incapaces de predecir su desenlace.

En esta ocasión, el colapso de la burbuja en el mercado bursátil de EU ocurrirá con una economía mundial en grave recesión y con los instrumentos de política económica exhaustos por el abuso al que han sido sometidos, por lo que sumarle una crisis financiera a tal situación, de por si crítica, será un desastre enorme.


[1] Special Purpose Acquisition Companies que atraen inversionistas para comprar empresas con problemas.

[2] Manias, Panics and Crashes: A History of Financial Crises, 2017, Palgrave Macmillan.

• Crisis / Economía internacional