julio 19, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Supresión de alarmas por nueva App en la CDMX, más desafíos que oportunidades; CNSP

Ciudad de México a 12 de septiembre de 2020.

Es una iniciativa poco incluyente, además, sólo 2 de cada 10 adultos mayores en México están familiarizados con internet y con dispositivos digitales.

El Lic. Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP), aseguró que la supresión de las alarmas vecinales análogas de la CDMX no representa en el corto plazo un cambio significativo para los ciudadanos en materia de seguridad, pues el C5 de la capital, con el que se pretende sustituir esta iniciativa a través de la App CDMX, sólo alcanza un 60% de efectividad, de acuerdo a la propia dependencia; además su operación actual es ya bastante compleja como para incorporar la demanda adicional de 257,000 usuarios nuevos que han quedado desprotegidos.

Adicionalmente, es una medida poco incluyente, pues si bien la brecha digital se cerró con la pandemia, no será una solución para todos. De acuerdo al último informe de Tecnologías de Información para adultos mayores en América Latina, publicado por 5G Américas, sólo 2 de cada 10 adultos mayores en México están familiarizados con internet y con dispositivos digitales, por lo que muchos ciudadanos se verán en dificultades para sustituir un simple botón físico de pánico por la App CDMX.

Por otro lado, existen zonas que podrían quedar a merced de la delincuencia como Milpa Alta, Magdalena Contreras, Tláhuac y la zona del Ajusco, toda vez que no cuentan con una cobertura adecuada. Otras zonas de alto índice delincuencial también quedarán desprotegidas porque, si bien los dispositivos tenían grandes deficiencias, de cierto modo fungían como un elemento disuasivo.

La decisión de la administración actual de suprimir este tipo de alarmas fue más bien apresurada, con poca planeación, tomando por sorpresa a miles de capitalinos que se han quedado vulnerables, consideró Raúl Sapién, pues incluso el anuncio se dio de manera intempestiva.

Ante este panorama, continuó el Presidente del CNSP, existen alternativas para salvaguardar la integridad física y el patrimonio de miles de capitalinos. “La ciudadanía puede optar por otros sistemas de alarma en el sector privado que incluyan botones físicos de pánico, fáciles de accionar, y que además cuenten con video vigilancia, pues dichas opciones podrían brindar una mejor solución que las antes mencionadas. Así será posible recibir asistencia profesional ante cualquier eventualidad por parte de compañías de seguridad privada certificadas y de calidad”.

Existen compañías de seguridad privada que incluso poseen herramientas tan sofisticadas como un C5 propio, con software y tecnología de punta, así como servicios de monitoreo en tiempo real y personal altamente capacitado; sin embargo, lo importante a destacar es que todas ellas ofrecen opciones que se adaptan fácilmente a las necesidades de cada usuario.

Raúl Sapién afirmó que el sector de la seguridad privada se ha estado actualizando constantemente para afrontar a una delincuencia cada vez más organizada y sofisticada, por lo que la población puede estar confiada en que se cuenta con una gama de mecanismos accesibles y de operación sencilla que garantizan su tranquilidad. Por otro lado, también dijo que, al ser un complemento de la seguridad pública, la seguridad privada cierra la pinza para prevenir, disuadir y finalmente reaccionar de manera integral ante cualquier situación de riesgo que pueda presentarse.  

Se prevé que, con el regreso a la nueva normalidad, las organizaciones criminales volverán a operar al 100%. Es necesario fomentar una cultura de prevención y no postergar estas decisiones para contrarrestar de manera oportuna la desaparición repentina de las alarmas vecinales análogas; pues el país está viviendo 4 crisis de manera simultánea: La económica, la de desempleo, la sanitaria y la de inseguridad, por lo que dichos mecanismos pueden ayudar reducir el impacto de esta última en las finanzas y en el patrimonio de la ciudadanía, finalizó.

Fabiola Quinto, 5529195741, EB29, fabiolaquinto@gmail.com