marzo 5, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Las herramientas en el confinamiento

Ciudad de México, 20 de julio de 2020.

Por Nidia Sánchez

Una mirada al espacio

Somos seres inacabados porque diariamente si lo deseamos podemos aprender algo nuevo. Con esta breve introducción los invito a mirar desde distintos ángulos cualquier detalle, situación, circunstancia, la vida.

El confinamiento ha llegado para muchos a un punto estresante. Repetir algo continuamente aunque parezca extraño, termina por ser aceptado hasta el punto de asumirse como normal.

Sin embargo, el encierro mundial no es voluntario, debido a que no es un monasterio o algo parecido. En estos días hemos echado mano de la imaginación para hacer más actividades en casa.

Una de las que podríamos hacer es comenzar a escribir sobre lo cotidiano, relatos o narrativa.

La comunicación hablada aunque sea breve siempre deja ver parte de lo que somos, pero es más lo que callamos en forma voluntaria o lo que preferimos mantener reservado.

En cada persona hay un área de nuestra vida que es como un trabajo hecho a la mitad, olvidado o relegado intencionalmente para que no duela.

En la escritura podremos intentar soltar aquello que nosotros mismos ocultamos en un cajón, al reescribir la historia en la forma en que quisiéramos haberla vivido o modificando el significado que le habíamos impregnado.

Hay suficiente tiempo para escribir, para reflexionar y reinventarnos de tal forma que se pueden hacer archivos en computadora o en libretas, con el paso de los meses al volver a leer nos podremos dar cuenta si algo hemos cambiado.