julio 20, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

El punto sobre la i

Arturo Damm

El contrabando es un crimen inventado.

Alex Vega

El gobierno definiendo ciertas conductas como delictivas, y por lo tanto prohibiéndolas y castigándolas, es una de las principales amenazas contra la libertad individual.

Las únicas conductas que deben prohibirse y castigarse son las delictivas por su propia naturaleza, siendo tales las que violan derechos: matar, viola el derecho a la vida; secuestrar, viola el derecho a la libertad; robar, viola el derecho a la propiedad, por mencionar los tres derechos naturales. Desafortunadamente hay muchas conductas que, arbitrariamente, los gobiernos definen como delictivas sin que lo sean. Es el caso del intercambio comercial entre personas de distinta nacionalidad, el mal llamado comercio internacional, y escribo “mal llamado” porque las naciones no comercian entre sí. Son las personas, individualmente consideradas, las que lo hacen, pudiendo ser de la misma nacionalidad, o de distinta, siendo que en ambos casos lo que motiva el intercambio es lo mismo: la intención, dado que se valora más lo que se recibe que lo que se da a cambio, de aumentar el bienestar.

¿Cuál es el origen del contrabando, definido como la introducción ilegal de una mercancía en un país? La prohibición, impuesta por el gobierno, de introducir esa mercancía en el país. ¿Cómo terminar con esa conducta ilegal? Eliminando la prohibición, respetando el derecho de los consumidores nacionales a la libertad para comprar lo que les dé la gana (producto nacional o extranjero), a quien les dé la gana (oferente nacional o extranjero), en donde les dé la gana (en el país o en el extranjero), nada de lo cual es una conducta delictiva por su propia naturaleza. Si un habitante del país A le compra una mercancía a un habitante del país B, ¿qué derechos, y de quiénes, se violan? Ningunos, y de nadie, no existiendo razón para que el gobierno prohíba la importación, impidiendo esa relación comercial entre A y B, imposibilitando que, gracias a que cada una valora más lo que recibe que lo que da, eleve su bienestar.

El contrabando es ilegal (viola la ley) pero no es injusto (no viola derechos). El contrabando es el camino que encuentra la libertad para darle la vuelta a leyes injustas, que no reconocen plenamente, no definen puntualmente, y no garantizan jurídicamente, el derecho de las personas para establecer las relaciones comerciales que más les convengan, en los términos que más les convengan, con quienes más les convenga, compatriotas o extranjeros.

Los contrabandistas son comerciantes que no aceptan que el gobierno viole su derecho a ofrecerles, a sus compatriotas, las mercancías que, producidas en otros países, estén dispuestos a comprarles. El que se hayan producido en otras naciones no tiene la menor importancia, por lo que no debe dársele la menor importancia.

Las importaciones tienen dos ventajas. Primera: aumentan la cantidad, calidad y variedad de los bienes ofrecidos a los consumidores, condición necesaria para que éstos eleven su bienestar. Segunda: generan competencia para los productores nacionales, obligándolos a volverse más competitivos, capaces de ofrecer a menor precio y/o mayor calidad y/o mejor servicio o, de no conseguirlo, forzándolos a dedicarse a la producción de algún otro bien o servicio en la cual sí sean competitivos. Algo de esto, ¿tiene algo de malo? Muchos creen que sí y por eso prohíben las importaciones, ocasionando contrabando, un crimen inventado.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.