marzo 4, 2024

EMPREFINANZAS

ABRIENDO NUEVOS CAMINOS HACIA LA INFORMACION

Confían constructores de América del Norte en repunte económico a finales de 2020: encuesta Procore

Ciudad de México, 28 de mayo de 2020.

¿Cuál es el impacto real del COVID-19 en la actividad del sector de la construcción? ¿Cuánto tiempo piensan los dueños y desarrolladores que tardará en regresar la productividad después del COVID-19? ¿Cuáles son los cambios que los líderes esperan que emerjan en la industria a raíz de esta crisis?

Procore, la firma líder mundial especializada en soluciones tecnológicas para la construcción, hizo estas y otras preguntas a los principales CEO’s de empresas de construcción y espacios de desarrollo en la región de América del Norte, lo cual serviría de referencia para contrastar los pasos a seguir en la industria de la construcción en México.

Los resultados demuestran que 81% de los encuestados esperan que las condiciones económicas mejoren a finales de este año, mientras que 53% considera que los recursos para desarrollar obras serán menores en 2021, en comparación con lo canalizado en  2019.

Otros de los rubros que se consideran en la encuesta de Procore, son que 73% de los líderes de la construcción prevén que las fuentes de financiamiento se contraerán, incluso se estima que tendrán que negociar con los arrendadores para concluir los proyectos.

Por otra parte, casi 80% de los encuestados vaticinan que tendrán que usar más tecnología para llevar a cabo sus proyectos de construcción en la región de América del Norte.

El estudio elaborado por Procore refleja el efecto tsunami del COVID-19, el cual ha obligado a los dueños de proyectos a maniobrar en un ambiente de riesgo único.

La encuesta también muestra la confianza de la industria en el momento que vive. De acuerdo con los resultados, la mayoría de las Inmobiliarias espera que haya un repunte económico para finales de 2020 y tienen un aprendizaje positivo y accionable de las prácticas de negocio austeras, además de consideraciones de seguridad para los trabajadores que se les ha obligado implementar durante la pandemia.

Las respuestas muestran indicios de cómo las Inmobiliarias y Desarrolladoras se han fortalecido y se han preparado para salir con paso firme de las dificultades actuales.

En colaboración con la escuela de negocios Oxford Economics, la firma de consultoría McKinsey and Co. realizó su propia encuesta a 2 mil ejecutivos senior globales. Esos encuestados ofrecieron perspectivas en dos escenarios – uno de ellos, en el que el virus es contenido de manera exitosa; y otro en donde el virus era enfrentado, pero seguía sin freno y la recuperación se volvía lenta debido a la pandemia.

Encuesta sobre el sentimiento de las Inmobiliarias.

Las respuestas agregadas a la encuesta de Procore muestran a Inmobiliarias y Desarrolladoras anticipando un rango de efectos – incluyendo gastos de capital muertos, préstamos apretados, amplia adopción de tecnologías de administración para la construcción y, por último, un rebote de la industria.


Impacto a corto plazo. Consideraciones a largo plazo.

En este momento, dos terceras partes de los proyectos de desarrollo desde cero se mantienen activos, en comparación con un pequeño porcentaje de proyectos de mejora de capital – mientras que las proyecciones de 2019 para los gastos de capital en 2020 son comparados a la revisión en tiempo real de los gastos en 2020.

Los dueños de proyectos de construcción ya han puesto en marcha distintas acciones en respuesta al COVID-19, desde proyecciones de obras con costos ajustados (reportados por 49% de los consultados por Procore) y horario en el lugar de trabajo escalonados (41%) para cumplir con el distanciamiento social, a la creación de nuevos procedimientos de seguridad (80%) y hasta un cierre completo de algunos proyectos de obras (44%). Inmobiliarias de todas partes señalaron como importante la implementación de escenarios para el trabajo desde casa (90%) – solo proyectando la posible consideración de un escenario post – COVID-19 distribuyendo fuerza de trabajo mejor equipada para absorber y diseminar impactos futuros a la productividad en el lugar de trabajo.

Jonathan Santamaría, Vicepresidente Senior y Director de Operaciones Financieras y Tecnologías de información de Promark Partners, ve que sus proyectos tendrán menos interrupciones a las que originalmente habían previsto, debido al uso de las soluciones tecnológicas que ofrecen firmas como Procore.

“Durante estos tiempos de COVID-19, con Procore es casi como si el trabajo siguiera realizándose desde la oficina, ya que hay menos menos visitas presenciales a los sitios de las obras”, dijo.

Los gastos de capital de mediano plazo esperados son revisados, las fuentes de fondeo son cautelosas – y hay una oleada de optimismo.

Hacia 2021, la planeación de capital y la fuente de proyectos, Inmobiliarias y Desarrolladoras son francos sobre el impacto esperado del COVID-19 en los gastos de capital para 2021, en comparación con los gastos proyectados para 2021 en la época pre – COVID-10 en 2019. Al mismo tiempo, hay un amplio optimismo sobre un rebote económico en el corto plazo (-74%), siendo el principal diferenciador en el “índice de confianza” si el rebote sucederá para finales de 2020 – o tres meses antes de eso.

Analistas de dos de los escenarios de McKinsey, sugieren que en el escenario del “virus contenido”, el crecimiento para 2021 puede ser de 4% (en comparación con 2019) y en un “escenario sin contención” podría haber una caída de 11% en 2021 (en comparación con 2019), con un regreso a la productividad pre crisis hasta el cuarto trimestre de 2024.

En la encuesta de Procore, las Inmobiliarias y Desarrolladoras predijeron que el impacto del COVID-19 en sus proyectos va a tomar muchas formas, por ejemplo, caos en la cadena de suministro, retrasos en los proyectos, renegociaciones con los arrendadores – desde proveedores de materiales, hasta las personas que rentan departamentos. La escala y profundidad de la emergencia global prometió una disrupción común que tuvo un efecto en unir accionistas de proyectos que una vez estuvieron dispersos en el ecosistema de los dueños de la construcción.

Se avecinan cambios para la industria

Algunos de estos cambios se quedarán por mucho tiempo.

La crisis del COVID-19 ha forzado a que las inmobiliarias pongan en marcha prácticas y protocolos innovadores. Algunas de estas medidas han demostrado que los procesos pueden mejorar. Las compañías que reinventan acaloradamente el flujo de trabajo y las estructuras de la cadena de suministro para poder sobrevivir, se han dado cuenta de que las nuevas metodologías los posicionan para prosperar. Los encuestados han identificado cuáles de estas mejoras dictadas por el COVID-19 tienen una mejor oportunidad para ser adoptadas en el largo plazo.

Metodología

Procore invitó a diversas Inmobiliarias y Desarrolladoras a través de la C-suite (en su gran mayoría con grado de vicepresidente) a participar en una encuesta. Los 41 encuestados provienen de compañías de todos tamaños – de “n” millones de dólares anuales en proyectos de capital, hasta las que tienen “N” cantidad de miles de millones de dólares – e incluye desarrolladores de inmuebles con sus propios Contratistas Generales, distritos escolares, empresas de petróleo y todo lo que existe entre esos parámetros.

La información en los análisis de McKinsey fueron llevados a cabo por socios líderes en conjunto con Oxford Economics.

El día después del COVID-19

Lo repentino de la emergencia del Covid 19 resultó en una masiva exposición financiera para las Inmobiliarias y Desarrolladoras. Esta crisis que ha servido para despejar cabezas – en un periodo de disrupción sin precedentes y una baja – es un cataclismo del que se están bosquejando las lecciones.

Bien podría ser que las herramientas necesarias para moverse hacia adelante de esta crisis están siendo forjadas en el crisol de la emergencia en sí misma. Jonathan Santamaría explicó que “Nuestra sociedad con Procore como nuestro proveedor de Software como un Servicio es vital en atender y lograr nuestro continuo crecimiento y metas, porque nos ha permitido nuestra transición de la manera correcta de trabajar en una oficina a hacerlo de manera remota”.

De la misma manera en la que un ataque viral produce anticuerpos, esta época retadora está catalizando nuevos protocolos de construcción que harán difuso el golpe del siguiente asalto. Los dueños y desarrolladores de espacio están en medio de una estratégica – e histórica – inoculación. El COVID-19 ha disparado una respuesta inmune al ambiente de la construcción. Los dueños y desarrolladores del mañana serán más ágiles y adaptables que nunca, y menos susceptibles a ser llevados a la baja por eventos inesperados.

Acerca de Procore

Procore es una plataforma especializada en la industria de la construcción que ofrece soluciones para administrar proyectos, recursos y finanzas en una plataforma abierta y fácil de usar. Procore tiene 14 oficinas en todo el mundo y se encuentra presente en 240 en países donde ofrece sus servicios especializados en el sector construcción, bienes raíces, interiorismo en países como México, Estados Unidos, Australia, Canadá e Inglaterra. Para obtener más información sobre Procore: https://www.procore.com/es

Contacto de Prensa: Ligia Diez, ligia@sherlockcomms.com 555 1068 145, Mayra Martínez, mayra@sherlockcomms.com444 130 2904