• Espacio promocion

  • Espacio para anuncio

  • Espacio de Informacion

  • Espacio para links

  • Espacio para contaco

PATRIMONIO

buscar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
No conocer las exclusiones y alcances de la póliza, dar prioridad al costo sobre sus coberturas y  firmarla con datos equivocados, entre las pifias más comunes
“Contar con una cobertura de este tipo reduce casos donde el responsable se da a la fuga”: Emmanuel Jiménez, responsable del seguro de automóviles en AIG Seguros México
Ciudad de México, 24 de Febrero de 2016. Las disposiciones del reglamento de tránsito de la Ciudad de México no solo generarán mejores hábitos viales, sino también un potencial ahorro en los gastos que implica a los automovilistas tener un accidente.
Emmanuel Jiménez, responsable del seguro de automóviles en AIG Seguros México, recuerda que el costo promedio de los accidentes viales es de 24 mil 600 pesos, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), riesgo que incentiva a cualquier automovilista a contratar un seguro de responsabilidad civil, conocido como de “daños a terceros”.
Datos del INEGI indican que en 20 por ciento de los accidentes vehiculares que se registraron en la capital del país durante 2014 el conductor se dio a la fuga[1], situación que se podría revertir con el nuevo ordenamiento vehicular. “Si esos conductores hubieran contado con un seguro de responsabilidad civil, muy posiblemente se habrían quedado a responder por el daño causado, pues esta cobertura por lo general no tiene deducible”, menciona el funcionario de AIG Seguros México.
El costo de una póliza de este tipo ronda entre 800 a mil pesos anuales, una inversión que debe cuidarse desde el momento en que se está adquiriendo el seguro.
Para tal fin, Emmanuel Jiménez comparte los errores más costosos en los que podría incurrir un automovilista al momento de adquirir una póliza de responsabilidad civil:
1. Desconocer el alcance de la cobertura contratada
Parece una simpleza, pero tu póliza puede darte dolores de cabeza al momento de tener que hacerla efectiva, debido a las restricciones que tienen algunos seguros al cubrir un accidente, como limitar el número de eventos cubiertos o imponer una cantidad al contratante: el llamado “deducible”.
2. Menospreciar el monto de la suma asegurada
Cumplir con el reglamento no exime al asegurado pujar por el beneficio máximo a la hora de contratar el seguro. Es conveniente que la suma asegurada de responsabilidad civil sea de al menos 3 millones de pesos, ya que es la cantidad mínima que te ofrecerá cobertura tanto a nivel estatal como federal.
3. Pasar por alto “candados” que invalidan tu seguro
Aunque es poco común, no olvides verificar si tu seguro de responsabilidad civil estipula sanciones en caso de que el conductor no sea el mismo que el contratante de la póliza. Este simple detalle podría darte más problemas que soluciones.
4. Desconocer los límites de tu póliza
No prestar atención a las exclusiones es desconocer las situaciones en que tu póliza podría dejarte en el desamparo. Al leerlas a detalle sabrás a ciencia cierta bajo qué términos y con qué alcance estás asegurado.
5. Signar un contrato “viciado”
La diferencia entre modelo 2006 y 2016 va más allá de un número. Por muy trillado que suene, verifica que tanto tus datos como los de tu automóvil sean los correctos en la carátula de la póliza.
En caso de tener un error de este tipo, deberás solicitar a la aseguradora rectificarlo en un plazo de 30 días.
American International Group, Inc. (AIG) es una organización líder de seguros a nivel global. Fundada en 1919, hoy suministramos una amplia variedad de seguros generales, de propiedad y accidente, de vida y jubilación, pólizas hipotecarias así como servicios financieros para nuestros clientes en más de 100 países y jurisdicciones. Nuestra diversidad de productos y servicios ayudan a empresas e individuos a proteger su patrimonio, administrar sus riesgos y contar con una seguridad económica para la jubilación. Las acciones ordinarias de AIG se cotizan en las bolsas de valores de Nueva York y Tokio.
Información adicional acerca de AIG se puede encontrar en:
www.aig.com YouTube: www.youtube.com/aig Twitter: @AIGInsurance
Estas referencias con información adicional sobre AIG han sido brindadas para su conveniencia, y la información incluida en dichos sitios de Internet no está incorporada como referencia en este comunicado de prensa.
AIG es el nombre de marketing de las operaciones internacionales de seguros generales, de propiedad y accidente, de vida y jubilación de American International Group, Inc. Para más información, visite nuestro sitio web en www.aig.com. Todos los productos y servicios están emitidos y son prestados por subsidiarias o afiliadas de American International Group, Inc. Es posible que los productos y servicios no estén disponibles en todos los países, y la cobertura está supeditada al lenguaje real de la póliza. Los productos y servicios que no sean de seguro podrían ser prestados por fuentes externas independientes. Ciertas coberturas de seguros de propiedad y accidente podrían ser brindadas por un asegurador de líneas excedentes. Los aseguradores de líneas excedentes generalmente no participan en fondos de garantía del estado, por lo que los asegurados no están protegidos por tales fondos.
Para mayor información: Pável González Medina, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Tel. 5488-4833, SPIA Agencia RP. Víctor Lomelí Ángeles, Cel. 04455-4560-2350